Soy Pablo Kast,

No soy político, pero el servicio público siempre ha estado presente en mi vida y mi familia: en mi padre, Miguel Kast; mi padrastro, Javier Etcheberry, y también en mi hermano, Felipe Kast, fundador de Evópoli y recientemente precandidato presidencial.

Estudié arquitectura en la Universidad Católica de Chile y he dedicado mi vida al emprendimiento y al trabajo social, participando en instituciones para la superación de la pobreza, como el Instituto de Innovación Social y la Fundación Miguel Kast, y en terreno desarrollando proyectos de barrios, plazas, viviendas y lugares de encuentro en las distintas regiones de Chile.

Sé que las cosas a veces se nos hacen difíciles, que la vida cuesta, que nos frustra ver cómo los políticos están preocupados de cosas que poco o nada tienen que ver con lo que nos pasa. Es por eso que me he atrevido a dar el paso e involucrarme.

Quiero aportar con mi trabajo a que el Estado recupere su sentido de servicio y que hagamos de nuestra región de Valparaíso un lugar en la que todos podamos vivir tranquilos, seguros, y veamos crecer a nuestros niños con alegría y la esperanza de un mejor futuro.